Cómo saber si hay una avería en el alternador de tu coche

0
135

 

El alternador es una de las partes fundamentales del vehículo, pues sin él no hay electricidad y el coche no arranca. Este es uno de los principales síntomas de la avería del alternador aunque no es el único.

De hecho, en un principio es bastante común que la avería del alternador se confunda con una batería en mal estado aunque lo cierto es que un alternador puede dar síntomas de que está al final de su vida útil antes de dejarnos “tirados”.

Qué es un alternador y para qué sirve en tu coche

Un coche necesita energía eléctrica para arrancar. Aquí es donde más consume, pero además tiene una gran cantidad de sistemas que demandan corriente como los faros, los limpiaparabrisas, la radio, las pantallas, el climatizador, la centralita, etc.

La batería puede dar electricidad para el arranque y para alimentar todos los sistemas eléctricos durante un rato, pero si no la cargamos se agotará pasado un tiempo.

Aquí es donde entre el alternador de un vehículo, que mediante la energía mecánica del coche produce electricidad de manera continua (siempre que el coche esté arrancado) por inducción.

Síntomas de avería en el alternador

Los problemas con el alternador no son comunes, pero cuando ocurren los síntomas se suelen reconocer enseguida, o al menos así lo hará un mecánico con un mínimo de experiencia.

Las luces parpadean

Uno de los síntomas de que el alternador está roto son las luces parpadeando, tanto las de fuera del vehículo como las del cuadro de instrumentos. Si este parpadeo sucede tanto en marcha como en parado hay que ir de inmediato al taller.

La razón es que la batería no se ha recargado y no es capaz de mantener el sistema de iluminación en marcha.

Se enciende la luz de la batería

Todos los coches tienen una luz roja en el cuadro de instrumentos que se enciende al dar al contacto y se apaga al arrancar. Cuando el alternador está fallando es posible que la luz siga encendida una vez que iniciamos la marcha.

El motor se para de repente

Otro de los síntomas de un fallo del alternador es que el coche se pare de repente, algo que nos suele asustar sobre todo si vamos a gran velocidad, como ocurre en las autovías y en las autopistas.

Una batería no se suele descargar en marcha por mal que esté, porque es precisamente el alternador el que la va recargando de forma constante.

La batería no para de descargarse

Quizá uno de los indicadores más claros de que tenemos roto el alternador es que la batería no para de descargarse.

Vamos a arrancar el coche y no podemos. Decidimos cambiar la batería porque ya tiene unos años y al día siguiente cuando intentamos arrancar el coche nos pasa lo mismo, debido a que el alternador está roto y no es capaz de cargar la batería nueva.

Los síntomas de avería en el alternador son fácilmente reconocibles por los mecánicos, los cuales nos lo cambiarán por uno nuevo. Es una avería un tanto cara, de manera que si nuestro coche tiene muchos km o muchos años y ha tenido más fallos, quizá es el momento de plantearnos comprar uno nuevo.