Cargadores para coches eléctricos

0
434
Cargadores para coches eléctricos
Cargadores para coches eléctricos

El uso del cargador cuando se tiene un vehículo eléctrico es constante. Es uno de los accesorios más importantes con cualquier vehículo eléctrico y por ello es fundamental saber cuál puede ser el más adecuado para tu coche. Entre la gran variedad de cargadores para coches eléctricos que existen en el mercado es necesario analizar qué opciones pueden ser factibles y cuáles no.

La horquilla de precios que podemos encontrar al buscar cargadores para el coche eléctrico es muy amplia, ya que en ello influyen multitud de factores, como pueden ser la potencia, el grosor y longitud del cableado o la calidad de los materiales. Un cargador para coches eléctricos puede tener un precio medio entre los 500 y los 1.000 euros.

Para elegir el que mejor encaja en tus necesidades puedes utilizar un comparador como cocheelectricohoy.com, donde disponen de un riguroso análisis acerca de ello. Además, podrás encontrar un comparador de tarifas de la luz para ahorrar en las recargas de tu coche o una Guía Flash que recibirás mes a mes con información relevante si te registras como usuario.

Pero, ¿qué tener en cuenta al comprar cargadores para coches eléctricos?

Entre los distintos factores a tener en cuenta podemos destacar los que se muestran a continuación:

Velocidad de carga

La velocidad de carga debe ser uno de los factores a analizar antes de decantarte por una opción u otra. Si no sueles tener prisa para recargar las baterías del coche, un cargador de 7,4 kW puede ser ideal. Si el objetivo es realizar cargas rápidas en breves paradas, lo recomendable es optar por cargadores de más potencia. Para un uso doméstico, el más idóneo es el de 7,4 kW, que ofrece un tiempo de carga de 7-8 horas y que puedes dejar funcionando durante la noche, cuando la electricidad tiene un precio más económico.

Potencia de carga

La potencia de carga es fundamental analizarla para saber cuál es el cargador más adecuado. Debes consultar cuáles son las necesidades de tu coche eléctrico al respecto, pues de nada sirve que compres un cargador con una potencia de 11 kW si el coche carga a 7,4 kW. Usar un cargador con mayor potencia no va a contribuir a cargar el coche de forma más rápida, así que estarías realizando una inversión mayor e innecesaria que puedes evitar.

Balanceo dinámico de carga

Cargar el vehículo eléctrico en tu domicilio sin aumentar la potencia contratada puede ocasionar continuos cortes de luz. Pero esto es evitable si adquieres un cargador con balanceo dinámico de carga. Este balanceo permite cargar el vehículo evitando que se supere la potencia contratada que provoque el disparo de las protecciones y sin necesidad de aumentar la potencia contratada con la compañía eléctrica. En el mercado existen multitud de opciones, pero adquirir un cargador que incluya el balanceo dinámico de carga puede ser un gran acierto.

Tipo de conector del cargador

Aunque la mayoría de vehículos eléctricos cuentan con un conector Tipo 2 Menneks o Tipo C en corriente alterna, o CSS Combo 2 en corriente alterna, todavía hay opciones de vehículos eléctricos en el mercado que tienen otros tipos de conectores que pueden presentar problemas. Por ello es importante que compruebes cuál es el tipo de conector del cargador y que éste encaje con el de tu vehículo.

Hábitos de consumo

En función de los hábitos de consumo que tengas con tu vehículo eléctrico, vas a necesitar un tipo de cargador u otro. Hay cargadores para coches eléctricos básicos que tienen un precio más reducido y que se activan de forma manual para realizar una carga simple del vehículo. Pero también hay cargadores más sofisticados que permiten activar la carga en remoto a través de una conexión WiFi o de Bluetooth. Además, pueden ofrecer información en tiempo real sobre históricos de consumo o activación de alarmas.

Como se puede apreciar existen multitud de factores a tener en cuenta a la hora de elegir cargadores para coches eléctricos. En el mercado existen cada vez más opciones entre las que encontrar la que mejor se adapta a las necesidades de tu vehículo. En cualquier caso, lo recomendable es analizar bien las distintas opciones antes de decantarse rápidamente por un cargador económico que puede no ser el más idóneo.