Cómo cuidar el embrague bimasa para evitar averías

0
28

Cómo cuidar el embrague bimasa

La irrupción del embrague bimasa en la industria del automóvil supuso un antes y un después en el desarrollo de la tecnología de las cuatro ruedas. Sin embargo, su mantenimiento y cuidado continúa siendo un desconocido para conductores noveles y un porcentaje considerable de la población conductora. En este artículo explicaremos cómo cuidar un embrague bimasa para mantenerlo en buen estado, así como sus funciones principales y las averías más frecuentes que ha sufrido esta pieza a lo largo de su historia en la industria del automóvil.

Qué es un embrague bimasa

El embrague bimasa es una evolución del embrague monomasa. Esta pieza comenzó a comercializarse en los años 90 y hoy en día se ha convertido en una pieza fundamental en el desarrollo de un coche. Su función principal es amortiguar ruidos molestos del vehículo, consiguiendo una carrocería más estable y cómoda, ya que transporta las vibraciones al resto del tren motriz.

Para comenzar a entender cómo funciona un embrague bimasa es necesario saber que este elemento tiene unas piezas adicionales, muelles entre otras, cuya función principal es amortiguar las vibraciones del cigüeñal sobre el resto de la transmisión. Al tener lugar esas vibraciones, se consigue una conducción más suave.

Cómo cuidar un embrague bimasa para mantenerlo en buen estado

La avería de un embrague bimasa supone un dolor de cabeza para gran parte de la población conductora. Al hablar de una pieza fundamental, su reparación es una inversión de dinero considerable. Por esta razón, si no quieres tener que cambiar el embrague bimasa, uno de los consejos principales para cuidar tu embrague es mimarlo’. Es decir, arrancar el motor pisándolo para disminuir el peso y sin una marcha engranada por distracción, evitando así que tu motor sufra. Por otro lado, se recomienda soltar el embrague con cuidado y de forma acompasada junto con el acelerador, además de no acelerar a fondo desde bajas revoluciones ni utilizar una marcha mayor ni menor a la requerida en ese momento.

Averías del embrague bimasa

Al tratarse de una pieza relativamente nueva, hay que prestar especial atención a las recomendaciones de los mecánicos sobre el mantenimiento del embrague bimasa. Ruidos o vibraciones anormales en tu motor son un claro síntoma de que tu embrague está averiado. Estos ruidos, conocidos coloquialmente como ‘traqueteos’, serán los encargados de advertirte de que algo va mal en tu embrague.

Entre otros síntomas encontramos temblores al iniciar la marcha o un ‘golpeteo’ al apagar el motor, concretamente cuando al apagar el motor con la llave de contacto, un ‘clack clack clack’ desde el motor tiene lugar al momento de pararse. Debido a su carácter relativamente ‘nuevo’ en la industria del automóvil, la reparación de un embrague bimasa oscila entre los 900-1.000 €, pudiendo aumentar en función del vehículo y sus condiciones. Por ello, se recomienda evitar reprogramaciones y estrategias para ganar una potencia que no corresponden al vehículo, ya que estas pueden aumentar su desgaste y provocar un desenlace fatal en nuestro embrague.